jueves, 7 de mayo de 2009

Un rosal de Austin: Benjamin Britten

4 de mayo, rosas 004

Este rosal, uno de mis favoritos, es de los primeros en florecer. En los catálogos de David Austin aparece en el apartado de rosales con color "crimson" o sea carmesí, color que se define como " un color rojo profundo, fuerte, combinado con algo de azul, lo que da como resultado un tono ligeramente púrpura," pero la verdad es que a mi no me parece que la coloración de este rosal tenga nada que ver con eso en ninguna de sus fases, porque en realidad sus flores presentan dos coloraciones distintas y sucesivas dependiendo de la edad de la flor. En la primera fotografía se puede apreciar su primera coloración muy llamativa, rojo brillante con tonos naranja, en la segunda el color ha variado a un rosa claro que en el centro de la flor tiene matices plateados. La forma de la flor es de copa primero más cerrada y luego más abierta, en roseta circular. Otra cosa que destaca en esta rosa es su fragancia descrita como muy afrutada con algunas gotas de aroma de vino y peras. Lo que si puedo asegurar es que es muy original y agradable.4 de mayo, rosas 007

Este rosal forma arbusto de tamaño medio, de un metro veinte de altura por otro de ancho aproximadamente, su desarrollo es bastante vigoroso con un follaje verde manzana, rojizo cuando brota, denso y con bastantes espinas, característica de la mayoría de los rosales ingleses de Austin. En mi experiencia a los rosales ingleses no les va una exposición excesiva al sol en un ambiente bochornoso como el que puede producirse colocándolos  contra una pared expuesta al sol del mediodía, necesitan una posición en la que el aire pueda circular y se mantenga un ambiente fresco.

Por último decir que su nombre es un homenaje al compositor británico del siglo XX, autor de "Guía de orquesta para jóvenes" y de muchas otras obras y óperas.

2 comentarios:

Hawai dijo...

Sí, señor, coincido en todo lo que dices, Chema, empezando por la pésima descripción del color que hacen en el catálogo de Austin. Tienes toda la razón.

Es uno de mis mejores Austin en el jardín, sanísimo. En suelo se puede hacer todo lo alto que se quiera, con la peculiaridad de que se mantiene erguido, que no rígido, formando una mata preciosa. El mío mide en este momento 1.80 m.


Bicos.

www.muchojardin.com dijo...

Que bonita floración, los rosales no deben faltar en ningún jardín.