martes, 21 de abril de 2009

7,Bulbos de primavera para terrazas y balcones: Ajo ornamental, Allium neapolitanum

Pascua  2009 003

Pues sí, estas humildes flores pertenecen a un ajo, de hecho las hojas huelen y saben a ajo. Es el Ajo de Nápoles una plantita bulbosa que se puede encontrar silvestre a lo largo del sur de Europa. Tiene el defecto de que sus hojas enseguida amarillean, por eso yo siempre la planto entre otras plantas cuya vegetación ocultan a la del ajo de forma que sólo asoman estas cabezuelas de flores blancas y aromáticas, de forma estrellada, que además duran mucho como flor cortada. En cuanto a cuidados los bulbos se siembran en otoño a doble profundidad de su tamaño y poco más. Es una de esas plantas de las que te puedes olvidar y que sólo te recordarán su presencia cuando florecen en primavera. Muy parecidas a esta especie podemos encontrar otras en colores amarillo y rosa como el Allium moly y el Allium Ostrowskianum/Oreophilum.

Los ajos ornamentales combinan muy bien con los rosales y existe la creencia de que la compañía del ajo es bueno para el rosal ya que son vegetales que se complementan y benefician mutuamente de forma que los rosales crecerán más hermosos si se cultivan ajos en su proximidad, incluso se dice que el perfume de las rosas se hace más intenso. Aunque esta creencia no está del todo comprobada siempre será buena idea plantar esta pequeñas bulbosas junto a los rosales ya que florecen en abril a la vez que se abren las primeras rosas.

3 comentarios:

Hawai dijo...

Preciosos los Allium.

Te aseguro que lo de las rosas y los ajos es puro mito. Entre otras cosas, porque cuando llega la época de recolección del ajo, de sacarlos del huerto, aquí mes de junio, los rosales están en plenitud de flor. En caso de proteger de algo a las rosas, la protección sería durante corto tiempo.

Salucos cordiales.

Chema dijo...

La verdad Hawai es que yo tampoco estoy totalmente convencido de la veracidad de esa mutualidad de beneficios entre ajos y rosales, pero creo que el tema de la recolección de los ajos no sería problema ya que estariamos hablando no del ajo común si no de ajos decorativos que tienen las mismas propiedades y no es necesario sacarlos del terreno y además combinan bien con las rosas. En favor de esa creencia está la muy comprobada práctica en agricultura ecológica de combinar determinados cultivos bien porque no compiten entre sí, bien porque alejan determinadas plagas. Todos sabemos que el ajo contiene aliina, responsable de su fuerte y característico olor y sabor,pues bien la aliina es un sulfóxido producido por un enlace entre el oxígeno y el azufre, y este último es un potente fungicida.Por cierto otra planta que se recomienda plantar junto a los rosales son los Tagetes patula, la raíz de estas plantas contiene tiofeno,que tiene un efecto inhibidor sobre los nématodos y aléurodos y de la invasión ciertas malezas, por ejemplo de las plantas de géneros Elytrigia, Cynodon, Calystegia y Convolvulus. Actúa como repelente de los áfidos y hormigas. Así que lo de los ajos, al menos, es verosimil.
Saludos

Hawai dijo...

Hace tiempo vi un reportaje en la BBC donde explicaban que plantar, por ej, caléndulas en el huerto era bueno porque atraían hacia ellas los pulgones, y no iban a las lechugas (qué ricas je je je).

Estos temas son apasionantes.

Bicos!!!.