miércoles, 13 de octubre de 2010

De regreso

P6200002P6210005






Tras muchos meses de no añadir nuevos artículos al blog, por fin he vuelto. Para aquellos que me han hecho el honor de seguirme durante este tiempo, creo que les debo una explicación de mi ausencia, y como decía el alcalde de la famosa película de Berlanga, como os debo una explicación os la voy a dar. En resumen: obras en la terraza, como fácilmente se desprende de las fotografías que encabezan esta entrada que podríamos titular con gran originalidad: antes y después.
Una terraza ajardinada requiere un cierto mantenimiento para evitarse problemas con posibles humedades, tapar grietas y reparar el desgaste lógico que se produce en los materiales de cubrición, muros y paramentos varios,  y también por razones de estética. Es necesario, cada “x” años, proceder a una restauración a fondo, lo que en el caso de una terraza con muchas plantas que es necesario a la vez ir retirando pero sin deshacerse de ellas, es una labor un tanto pesada y engorrosa, que implica ir haciendo la restauración completa pero por secciones. Eso es lo que he tenido que hacer durante gran parte del verano, época escogida porque la aplicación de impermeabilizantes en paredes y suelos requiere tiempo estable y sin lluvias  frecuentes. Eso en Asturias sólo, y no siempre, se puede conseguir en verano.  Bueno por fin ya está hecho y ahora sólo queda confiar y rogar al cielo  que no sea necesario repetir la operación hasta dentro de otros diez años.

2 comentarios:

Montse dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta y de las restauraciones de tu terraza ¡te ha quedado preciosa! y lo bien que van a lucir tus hermosas plantas ahora.

Un abrazo, Chema.

Chema dijo...

Gracias Montse. Un abrazo también para ti.