martes, 19 de julio de 2011

Alisma plantago-aquatica, Llantén de agua, Plantas palustres



La Alisma plantago-aquatica  es otra planta nativa de Europa, familia Alimastaceae,  que se puede encontrar en los cursos de agua de toda España, aunque su presencia es desigual y en ciertas localidades no se encuentra en absoluto, recibe su nombre corriente, Llantén de agua por el parecido de sus hojas con las de la especie Plantago lanceolata o  Llantén común muy frecuente en los prados. La planta crece bien en aguas frías por lo que se puede utilizar para decorar estanques en alta montaña, donde otras plantas acuáticas se dan mal, pues Alisma no teme a las heladas ni a las bajas temperaturas, al contrario resiste mal los calores del verano en un estanque pequeño donde al subir la temperatura del agua, tiende a agostarse. Sin embargo al ser una planta rústica y muy dura no se morirá y rebrotará con fuerza a principios de la siguiente primavera. En climas fríos, sus hojas desaparecen en el invierno de donde rebrotarán desde su raíz fibrosa y rizomatosa junto con sus tallos florales de más de un metro de altura cuando disponen de tierra rica y suficiente espacio. De hecho aunque las flores individualmente son muy pequeñas, las grandes panículas pueden llamar poderosamente la atención debido a su estructura cónica, a su tamaño y a la apariencia  como de una constelación de florecillas de color blanco o ligeramente rosado. Una vez las flores se secan las panículas permanecen con sus pequeñas cápsulas de semillas que también son decorativas.
P6190009



















El Llantén de agua crece al sol, en cualquier clase de terreno pero de preferencia arcilloso, y se debe plantar sumergida unos centímetros bajo la superficie del agua o bien en una orilla que retenga la humedad de forma permanente. Se reproduce por división en otoño o principios de primavera y también por semillas. La floración tiene lugar en primavera o verano según la zona climática. Yo no le conozco ninguna plaga ni enfermedad que la ataque, acaso los caracoles y babosas donde los haya. Si se la abona a principios de primavera su floración será más espectacular.
Para quien disponga de un gran estanque es una planta muy recomendable que se puede naturalizar sin llegar a ser invasora, en ese caso se puede plantar en plena tierra. En un estanque de dimensiones más modestas, se planta en cestas de cultivo como las que se usan para los nenúfares, en arcilla recubierta de arena de acuario.

3 comentarios:

Kumquat dijo...

Cierto que es una planta muy bonita para quien tenga un estanque.
Fuera de éste quizá tenga éxito en tu clima... creo que aquí no sobrevivirían.
Saludos.

Chema dijo...

Hola Kumquat, hay una forma de poder este tipo de plantas acuáticas o semi acuáticas de poca profundidad, basta con plantarlas en una maceta sin agujero de desagüe o que se lo tapemos, se rellena de tierra por debajo unos 15 centímetros del borde, se planta la especie elegida y se rellena de agua dejando 5 cm por debajo del borde. si tenemos la precaución de reponer el agua que se evapore de vez en cuando podemos tener Lirios de agua, Alismas, Calas, Cyperus y otras palustres sin necesidad de estanque.
Saludos

Cesped artificial IAG dijo...

Hola Chema,
lo apuntamos para nuestras próximas instalaciones.