martes, 31 de mayo de 2011

Mayo en la terraza

P5190006
Se termina mayo, uno de los meses más bonitos del año, y llega junio con sus días tan largos y no menos generoso en cuanto a flores se refiere. En el caso de mi terraza son sin duda los meses mejores porque la fuerte insolación que recibe en julio y agosto  hace que algunas plantas se “paren” hasta que llega septiembre y el tiempo vuelve a ser más fresco. Quiero compartir con vosotros algunas imágenes que este mes florido y hermoso nos ha dejado. Sobre estas líneas las preciosas flores del rosal Scepter’d Isle, rosa nácar con una fragancia anisada muy peculiar. En el catálogo lo describían como olor a mirra. Es un rosal de Austin muy sano y con un comportamiento excelente en maceta.
P5160013
En cambio este rosal de arriba aún no tiene nombre, creció espontáneamente en una maceta ocupada por otra planta y con toda seguridad es un híbrido natural de alguno de los rosales que tengo. Sospecho quienes pueden ser sus progenitores, por un lado el rosal Veilchenblau, por el color de las flores y porque huelen a naranjas como  las de ese rosal, el otro podría ser un rosal de Kordes llamado Immensee por su creador y en el Reino Unido Grouse  . Lo localicé cuando era apenas una plantita recién formada y pensé en arrancarlo pero finalmente lo dejé crecer por curiosidad y aunque ha tardado varios años en florecer ahora ya lo ha hecho con mucha generosidad. Está desarrollando cañas muy largas así que puede ser un buen rosal trepador o sarmentoso. Creo que he acertado plenamente con mi decisión y me parece que ya era hora de presentarlo en sociedad y he decidido que lo voy a llamar Asturias.
P5310014
Con la flor completamente abierta en una fotografía tomada hace unas horas.
P5310012
He aquí a uno de los supuestos papas de Asturias, el rosal Immensee,  parece ser que en un dialecto alemán “ Imme” significa “abeja” y ciertamente sus flores simples y llenas de polen atraen mucho a las abejas. Produce muchísimas flores seguidas de pequeños escaramujos o cinorrodones. Sólo florece una vez en primavera.
P5310013
P5310002
Los Hemerocallis o Flores de un día están preciosos y seguirán así hasta julio, floreciendo sin parar para compensar que como dice su nombre sus flores se abren a primera hora de la mañana y se marchitan por la noche. Una curiosidad es que sus flores son comestibles, se pueden comer en tortilla como los espárragos, además sus flores “sangran” cuando se marchitan, es frecuente ver manchas en el suelo producidas por las gotas que caen de la flor marchita. Afortunadamente, las manchas se quitan fácilmente con agua. Las rosas que se ven al fondo son precisamente  las del rosal Veilchenblau que por la mañana huelen a naranjas. Su nombre en alemán significa “casi azul” y es uno de los que más se aproxima a la ansiada rosa azul, pero en realidad es más bien de color lila.
P5310005











 Trachelospermum jasminoides en plena floración esta mañana. El jazmín estrellado tiene un aroma delicioso que se intensifica por las noches, es una trepadora sensacional par una terraza o balcón, sus hojas son perennes y como vemos algunas se colorean en tonos dorados y rojizos que contrastan bellamente con el color verde manzana de las otras.















P5310015



















Otra  trepadora estupenda es la Madreselva, Lonicera periclymenum “Serotina” que florece en teoría desde finales del verano hasta el otoño, pero que ya está en flor en este mes de mayo. Después de las flores aparecen las bayas de color escarlata que son muy llamativas y les gustan a los pájaros. Ni que decir tiene que sus flores tienen la inconfundible fragancia de las madreselvas.
P5310016



















Hablando de pájaros, termina mayo y los mirlos han conseguido acabar ya con los frutos del Guillomo, Amelanchier lamarckii.

P5200018-1
Este pequeño árbol, florece en color blanco  desde marzo a abril y luego da estos pequeños frutos que vemos, primero verdes que se van tornando rojo burdeos y luego morados, son comestibles y se pueden hacer jaleas y mermeladas con ellos siempre que las aves de la zona no se los coman antes porque les encantan y vendrán al árbol día tras día hasta zamparse hasta el último que quede.  Bueno yo no me enfado por eso, creo que uno de las mejores cosa de tener una terraza ajardinada, es contribuir a proteger la fauna de la ciudad y  por otra parte eso nos acerca la naturaleza hasta la puerta de nuestra casa. Es un verdadero privilegio despertarse por la mañana con el canto de los mirlos o de los colirrojos, las dos especies de aves que han hecho de esta azotea, parte de su territorio.
P5200017



















Por último quiero mostraros algunas plantas mucho más humildes pero no menos bellas que alegran esta primavera.
P5190014P5310022





















Se trata de las flores de Lysimachia procubens con flores amarillas y Brodiaea que crecen juntas en una maceta. La Brodiaea californica, sin. Triteleia californica, es una pequeña liliácea bulbosa con umbelas de flores azules en forma de embudo, sus hojas son acintadas y se marchitan durante la floración, por eso es mejor cultivarla entre otras plantas perennes como yo lo hago con la Lysimachia.
Esta última con sus flores amarillas contrasta bien con los azules de Brodiaea, la Lisymachia ,llamada en inglés Golden Globes,  es una planta que forma matas compactas, se puede cultivar al borde de los estanques y también en macetas colgantes, florece desde fines de primavera hasta mediados del verano. Estas dos plantas son muy fáciles de cuidar y forman una buena asociación que se puede mantener bonita muchos años.

6 comentarios:

Montse dijo...

¡Ay, Chema, qué maravilla de rosas! y las más humildes son encantadoras. Te felicito por este jardín tan bonito.
Un abrazo!!

Estrella dijo...

¡Precioso blog! Felicidades. Me encanta ver que hay personas que tienen tanto amor por las flores y los pájaros. En Tenerife también hay muchos mirlos en la ciudad. Un gran saludo.

Fuentes dijo...

Enhorabuena por tu terraza!!. Un saludo!.

Chema dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios y un abrazo.

Maria Dolores Hergueta dijo...

Hola Chema, quiero hacerte una pregunta. He visto que tienes un rosal Veilchenbleu en tu maravillosa terraza de Avilés. Yo, lo he comprado este año y plantado en una tinaja de unos 60 cm de alto x 35-40 de ancho aprox. Como crees que se comportará en este espacio a sabiendas que es un rambler vigoroso? Lo tengo orientado a mediodia y en la provincia de Guadalajara. Como la boca de la tinaja es pequeña, tengo que pensarlo bien si tuviera que cambiarlo antes de que se haga mas grande. Muchas gracias y felicidades por tu blog.

Chema Yáñez dijo...

Hola María Dolores, gracias por tu comentario, en principio el tamaño de la tinaja me parece suficiente, pero como tu bien dices, el que la boca de la tinaja sea estrecha puede llegar a ser un gran problema si tuvieras que trasplantarlo o simplemente cambiar una parte del sustrato por otro nuevo y añadir fertilizante, lo que resultará inevitable en un par de años como mucho cuando se cultiva en recipiente y luego tendrás que hacerlo cada años si quieres que el rosal este sano y florezca adecuadamente. Tu misma tendrás que juzgar si te será posible cambiar parte del sustrato superior con la abertura que tiene la tinaja. En todo caso al tener un espacio reducido el rosal no crecerá nunca tanto como podría hacerlo en plena tierra. La orientación me parece adecuada, por lo demás te aconsejo que sitúes el rosal en una posición donde puedas apreciar el aroma de las rosas nuevas de este rosal, que huelen a naranjas.
Saludos.